La preciosa playa de Patalavaca, entre Arguineguín y Puerto Rico, siempre ha sido un refugio de tranquilidad para los que lo conocen.

La arena natural y los restaurantes en la costa la convierten en la playa más cautivadora de Gran Canaria y raramente está abarrotada.

Sin embargo, las zonas alrededor de la playa empezaban a mostrar su edad y se veían descuidadas. Por suerte, ya no es así, pues las autoridades locales de Mogán han decidido invertir en mejoras de esos anexos de la playa.

Se reformó el mirador de la playa y se están instalando baños nuevos y el puesto de socorrismo. Pronto se podrá disfrutar de dos baños públicos, uno de los cuales será de fácil acceso para personas en silla de ruedas.

Este trabajo forma parte de un proyecto mayor cuyo objetivo es modernizar toda la costa entre Arguineguín y la playa de Anfi. La primera fase de este proyecto, que consiste en la reconstrucción de la piscina natural de La Lajilla, ya está terminada. La segunda fase comenzará más tarde este año.

Patalavaca es un lugar sencillo al oeste de Arguineguín en el suroeste de Gran Canaria. Es un sitio popular para los visitantes escandinavos, muchos de los cuales son propietarios de viviendas de alquiler vacacional en esa zona.